12.5.10

Para chuparse los dedos

Mirábamos la tele durante la cena, así que no nos veíamos todo el tiempo cara a cara.
Durante cada pausa en los diálogos intercambiábamos alguna opinión sobre lo que veíamos o sobre lo que estábamos comiendo.

"Está rico?", le pregunté en un impasse.

Ante el riesgo de que me conteste con algún gesto y me pierda la respuesta, la miré de reojo.

No sé si fue a propósito o si aprovechó que estaba medio oscuro, pero me pareció que le estaba pasando la lengua al plato.... ¿No será mucho?

4 comentarios:

eMe dijo...

Ahhh pocos placeres como ese!!! Y las migas se juntan con el dedo, disimuladamente =)

Come como un camionero =) MUy bien!!! (antes de que se ofenda le aclaro que en el mundo de la letra eso es un gran halago y fue un bronce de los mejores!!!)

Roger Borratint dijo...

Eso es lo que se conoce como una respuesta implícita, o tácita.

Dígale que la próxima no sea tan tímida y le pida un poco más de morfi, que usted no se ofenderá.

LeO dijo...

eMe, yo no me ofendo porque ELLA coma como un camionero. Solo que me hace repensar algunas cositas...

Rogelio, Ud. dice que en vez de partirle el plato en la cabeza me debería sentir halagado y engordarla para Navidad? Para la próxima, se lo prometo.

Magah dijo...

Y sí...para muchos eso es mucho! Para mí una buena razón como para que la libido no quiera salir del metro y medio bajo la cual está enterrada.

Buen blog! Me quedo