30.10.09

Una idea brillante

La luz amarilla en el tablero vino acompañado de unos pitidos que lo hacían imposible de ignorar.
Buscamos una estación de servicio camino a casa, pero la que estaba más a tiro realmente rebalsaba de gente.

EL: "Carguemos mañana mejor, no hay tanto apuro"
ELLA: "No, aprovechemos para cargar hoy que estamos con el auto"

4 comentarios:

Noe dijo...

De paso, cañazo.

eMe dijo...

Jaaaaaajajajajajajaaaaa la quiero!!!

Martín dijo...

Son minas

Lola dijo...

Jajaja!!! Una genia!!