29.12.09

Un largo camino a casa

La escapada de fin de semana de ÉL era en la costa con amigos.
El plan de ELLA resultó ser en el Tigre con amigas.

Ciertas desinteligencias logísticas lo obligaron a manejar hasta el Tigre a buscarla luego de fumarse 6 horas de ruta con lluvia torrencial y tráfico lento.
Era casi la una de la mañana cuando cargaron los bolsos de ELLA al baúl para terminar el periplo.

ELLA: Tenés cara de cansado, querés que maneje?
ÉL: Me encantaría, la verdad que no doy más... podés manejar en ojotas?
ELLA: Uh, es cierto. Bueno, manejá vos. No te jode si voy durmiendo? Estoy agotada.

3 comentarios:

Roger Borratint dijo...

Culpa suya por hacer preguntas demás.

eMe dijo...

Y... jodasé, quién le manda preguntar?

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

jajaj, pasa...