20.11.09

Con las manos en la masa

Me disponía a ir al baño antes de dormir, pero por alguna razón volví sobre mis pasos. Como la puerta había quedado entreabierta, no hizo falta hacer ruido y ella no se dio cuenta que estaba ahí.

Me pregunto si sabiendo que la miraba, igual hubiera escondido debajo de mi almohada la percha que se olvidó de guardar en el placard.

4 comentarios:

Rogelio Borratintas dijo...

jajajaja, ¿por qué no la tiró al piso? Debajo de la almohada es muy desopilante!! Es evidente que va a saltar la fechoría.

LeO dijo...

La maldad no conoce de límites...

Me gustaría saber qué pasa si me muero atragantado con una percha un día de estos.

Anónimo dijo...

Al piso la percha? Sabes la que se arma si aparece en el piso?

Martín dijo...

"Al piso la percha? Sabes la que se arma si aparece en el piso?"